Acebo Insights

LA TRANFORMACIÓN DIGITAL
QUE BUSCAS

Alerta de códigos QR y prácticas de seguridad

Fraude en los códigos QR

El pasado verano saltó la alarma en Sevilla ante el descubrimiento de un nuevo fraude de códigos QR. Esta malintencionada técnica, denominada «QR inverso» permite a los estafadores robar datos y dinero de sus víctimas, las cuáles piensan que son ellas quienes reciben el pago.

¿Qué es lo que ocurrió exactamente?

 En un restaurante en Mairena de Aljarafe, un timador hizo creer que realizaba un pago, con un código QR del banco que parecía válido.Sin embargo, resultó ser un código fraudulento, y en vez de pagar, lo que hizo fue coger dinero de la víctima,el camarero,haciéndole abonar la propia cuenta. 

 Este ataque que usa ingeniería social, tiene como objetivo engañar a los usuarios para que cedan sus datos personales y bancarios.

Cómo evitar que nos engañen

La OSI, Oficina de Seguridad del Internauta, alerta a la población sobre posibles actividades fraudulentas relacionadas con los códigos QR e informa sobre cómo prevenirlas.

Comprueba el código y la URL
    • Siempre que estés a punto de escanear un código QR, obsérvalo detenidamente: ¿Es una falsificación? (Busca posibles irregularidades) ¿Está anunciado en un espacio abierto?
    • Si el código no parece seguro, es mejor que teclees la URL manualmente.
    • También existen algunas aplicaciones (Link Preview Generate o URLVoid) que permiten a los usuarios una vista previa para verificar si la URL se ve correcta.
Confía en los «HTTPS»

Solo deberías visitar una URL que lleve https:// delante del link. (Sitios web certificados con encriptación SSL)

No proporciones ningún dato privado

Resulta mucho más seguro utilizar tu aplicación habitual de banco o teclear la URL completa, si tienes que introducir cualquier contraseña o realizar un pago.

Considera otras apps de seguridad

Kaspersky o QR Scanner, por ejemplo, aseguran una lectura segura del código antes de activarlo.

Algunos códigos QR de uso extendido

Sabemos que estos cuadraditos en blanco y negro contienen datos cifrados y forman parte de nuestras vidas. Y como pueden ser escaneados y leídos, pues ofrecen una “respuesta rápida”, (del inglés “quick response”).

Nos pueden conducir a una página web, un cuestionario, una página de destino (landing page).De hecho, ofrecen numerosas posibilidades. Su utilización se ha extendido aún más por razones sanitarias durante los últimos dos años.

Tanto las empresas como los consumidores encuentran muy prácticos estos códigos QR.

Veamos algunos de sus usos del día a día:

    • Cada vez más restaurantes ofrecen menús digitales, ya que resultan más higiénicos y respetuosos con el medio ambiente.
    • Más teatros y cines tienen ahora programas y entradas digitales.El público puede leer,escoger y adquirirlos en cualquier momento.
    • El transporte público con lectores de código QR ya es algo común.Los pasajeros no tienen que traer consigo la cantidad exacta de efectivo para pagar.Por consiguiente, se crean menos colas y menos contacto.
    • También se usan como método de pago sin contacto.

Resumiendo ¿Es seguro el uso de códigos QR?

Hoy en día ya mucha gente tiene un smartphone, con lo que estos códigos ya no son nada nuevo. 

Ya que la utilización de los códigos QR es cada vez más popular, resulta crucial que nos aseguremos de que todos seguimos las prácticas recomendadas de seguridad.

Quizás te interese…